martes, 4 de diciembre de 2007

Tu vida es el reflejo de tus creencias, eres lo que crees que eres.



"Tu vida es el reflejo perfecto de tus creencias. Cuando cambias tus creencias más profundas respecto al mundo, la vida cambia en consecuencia."


Del libro: ¡Sea feliz ya!, de Andrew Matthews

Eres lo que crees, eres lo que piensas que eres, y en consecuencia tu misma le pones límites a lo que puedes ser.


Todo lo que pensamos como verdadero, es una idea más en nuestra mente y nos proporciona cierta seguridad el creer que las cosas siemspre van a permanecer igual. Es una cuestión de confianza, de seguridad. Pero de igual manera, hay creencias que nos limitan y hay creencias cuyo cambio nos produce miedo.

Cuando aprendes a quererte a ti mismo y te aceptas tal y como eres, empiezas a encontrar tu propia identidad, a reconocer lo que quieres ser realmente y a reconocer tu vocación. El cambio siempre empieza en ti y viene de tu interior, basta con que tomes la desición de cambiar y tu mente encontrará la mejor manera de hacerlo.

Cuando te das cuenta de que no es necesario sufrir para llegar a ser feliz, que la felicidad depende de tu actitud y no de las personas o de los bienes que posees, empiezas a ver las cosas desde un punto de vista diferente.

Recuerda, cada creencia que tienes, es solo una idea en tu mente. Una idea siempre se puede cambiar. La única persona que la puede cambiar eres tu, ya que la única persona pensante en tu cabeza eres tú mismo; el mejor momento para realizar los cambios es hoy, porque en realidad todos vivimos en el presente, solamente tenemos el presente y nuestro poder está aquí y ahora.

La pregunta no es si puedes cambiar, la pregunta es cual es la mejor manera para lograr el cambio. Caminos hay muchos, alguno es el apropiado para ti.

Esto solo puedes saberlo cuando lo intentas. Lo mejor es que en cada camino que tomes para lograr los cambios, te ayudará a avanzar un poco más.

Puede ser a través de tu creencia religiosa, por asistir a un retiro espiritual, por practicar alguna técnica o taller de autoayuda, como el contranálisis, la programación neurolinguística, la terapia psicológica. Cualquiera que te permita encontrarte contigo mismo, aceptarte tal y como eres y aprender a amarte a ti mismo.

El Dr. Miguel Ruiz dice que para lograr curar el cuerpo emocional, se requieren tres cosas: la verdad, el perdón y el amor a uno mismo. Si el camino que eliges tiene estos tres ingredientes, estas en lo correcto.


1 comentario:

CresceNet dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.