jueves, 13 de diciembre de 2007

¡Feliz Navidad!


En estas fechas todas las personas nos damos permiso de sentirnos felices.

Nos damos tiempo para pensar en los demás, para limar asperezas, aclarar malos entendidos, pedir perdón y ser perdonados.

Si nos damos cuenta, las cosas podrían ser mejores si nosotros así lo queremos.

Nuestra tarea es entender que podemos cambiar nuestra forma de pensar, que podemos reconsiderar muchos de nuestros conceptos y podemos cambiarlos, porque tenemos la capacidad y el poder de hacerlo.

En esta Navidad, saca tu mejor ropa y tu mejor actitud, has lo mejor que puedas y agradece lo que tienes, derrocha sonrisas y abrazos, saca de tu corazón los mejores deseos y limpia tu alma de cualquier resentimiento o rencor. Perdonate a ti mismo y perdona a los demás.

El amor está en tu interior y empieza por amarte a ti mismo, que eres la persona más importante del mundo. El siguiente paso es compartilo con los demás.

El próximo año tendrás mucho trabajo y nuevos retos para tus capacidades, tendras buena salud y fortaleza para alcanzar nuevas metas, tendrás una mejor actitud y entenderas que dar lo mejor que puedes en todo lo que haces, es la única forma de sentirse satisfecho y feliz.

¡Date permiso de ser feliz porque estas vivo!

Valora lo que tienes y trabaja para estar mejor y tener más. El mejor día de tu vida es hoy.

Deja que la Navidad entre en tu corazón y se quede a vivir ahí.

¡Feliz Navidad!


2 comentarios:

Enrique Chávez Maranto dijo...

Cuanto nos equivocamos al pensar que la felicidad se dá en la coyuntura y en las circunstancias... bastaría solo detener la prisa solo por un momento y observar las maravillas que nos rodean, humildes, pequeñas, grandes maravillas...

SoCr0 dijo...

La navidad solo es un mero pretexto para tratar de mejorar lo mal que hicimos en el año, sea como sea ese pretexto es infalible. Saludos y buen blog.